¿Qué pasa si fumas marihuana y entrenas?

¿Eres amante del cannabis y del deporte? Entonces esta publicación te interesa. Descubre qué pasa si fumas marihuana y entrenas.

¿Fumas marihuana y entrenas? Descubre cómo afecta el THC al rendimiento físico en el deporte.

El consumo de cannabis está generalizado en todo el mundo. Aunque la marihuana es ilegal, millones de personas fuman cada día, incluidas aquellas amantes del deporte regular. Si eres una de ellas y te preocupa tu salud, continúa leyendo para saber qué pasa si fumas marihuana y entrenas.

El sistema endocannabinoide, al que le dedicamos esta publicación, está involucrado en la regulación de los procesos fisiológicos y cognitivos del cuerpo humano, incluyendo el apetito, el dolor o la memoria. Cuando consumimos marihuana, el THC (tetrahidrocannabinol) interviene interfiriendo los conectores neuronales y provocando los tan conocidos efectos del consumo de cannabis.

La pregunta es: ¿puede la marihuana potenciar el rendimiento físico de un deportista? El placer producido por el ejercicio físico es similar al que genera el consumo de THC en el sistema endocannabinoide, pero no hay evidencias de estudios que certifiquen que el consumo de cannabis puede mejorar nuestro potencial.

Todo lo contrario, en un estudio en el que varios atletas recibieron cannabis y otros tantos ingirieron placebo, los primeros se agotaron antes, mientras que los segundos se mostraron más fuertes en la prueba de resistencia. También, el ritmo cardíaco y la presión sanguínea de los que consumieron marihuana fueron más elevados que en aquellos que no lo hicieron.

Así, aunque el consumo de marihuana puede combatir el estrés y reducir el dolor muscular, supone un riesgo a la hora de identificar las señales de lesión emitidas por el cuerpo hasta que ya es muy tarde. Además, el THC puede perjudicar a la coordinación y hacer la reacción más lenta.

De todas formas, en cantidades reducidas, no hubo diferencia alguna entre aquellos deportistas que tomaron marihuana y los que no, con lo que al final todo queda reducido a la experiencia propia que uno tenga con el deporte y el consumo de marihuana.

Compartir