Maxine Waters piensa que la inversión en empresas de cannabis es tan absurda como en viajes a la velocidad de la luz

La industria del cannabis es imparable. La tendencia en favor de la legalización se va imponiendo irremediablemente en más y más países. Por ejemplo, son ya 29 los Estados de Estados Unidos en los que el consumo de marihuana medicinal es legal, y ocho en los que el consumo recreativo está regulado y permitido, pero aún hay quien es incapaz de ver los beneficios de la legalización de la marihuana.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos discutía recientemente un proyecto de ley llamado Ley de Mejora de la Regulación A+ de 2017 sobre inversiones y exenciones para pequeñas empresas, cuando la representante de los distritos 35 y 29 de California tomó la palabra. Maxine Waters, que así se llama la congresista, mostró su preocupación por las inversiones en compañías como las de la “parafernalia” del cannabis, automóviles voladores, estudiar ovnis, telepatía y viajes a la velocidad de la luz. Considera que los partidarios de esta legislación perderían el tiempo buscando “artificialmente” empresas de este tipo.

No solo no se quedó sola en su comparación entre la industria del cannabis y empresas relacionadas con el avistamiento de ovnis, entre otras. Joyce Beatty, representante de Ohio, citó el mismo artículo que su compañera. Un reportaje de la revista de inversión Barron’s en el que se refleja la disminución de empresas abiertas a la inversión pública, incluida la organización de avistamientos de ovnis, como la del exguitarrista de Blink 182, Tom DeLonge, de nombre To The Stars Academy, fundada el pasado mes de octubre.

Más allá de la anécdota, es reseñable el hecho de que aún hay miembros de la política, con la posibilidad de tomar decisiones importantes, que aún toma a broma la inversión de capital en la industria del cannabis. Un punto de vista alejado de la realidad, cuando en 2016 el mercado americano del cannabis se cerró con unas ventas estimadas en más de 6.700 millones de dólares. Una cantidad nada desdeñable, ni siquiera para los políticos más escépticos. Con estas cifras, y su pronosticado aumento con el paso de los años, posicionamientos como los de estas dos congresistas no pueden estar más alejados del sentir de la sociedad y del sector empresarial del presente y del futuro más cercano.

Chile aprueba regular el uso de cannabis medicinal
Blimburn Seeds lanza su nueva línea de semillas de cannabis