Israel lidera la investigación médica del cannabis

175

Israel lidera la investigación médica del cannabis

Investigadores, productores, emprendedores y la industria farmacéutica trabajan conjuntamente para desarrollar el sector

 

Estados Unidos está liderando el mundo en lo que se refiere a la creciente legalización del cannabis medicinal y recreativo pero es en Israel donde gran parte de la investigación se está realizando y donde muchos productores norteamericanos acaban dirigiéndose.

Bajo directrices del gobierno, el país está desarrollando una industria del cannabis medicinal en la cual participan investigadores, productores, emprendedores y la industria farmacéutica.

Solo en el campo científico, hay diversos ejemplos del interés del país en el sector. La Universidad Hebrea de Jerusalén tiene un centro multidisciplinario para la investigación del cannabis, la Universidad de Ariel imparte un curso sobre su uso medicinal y la Organización Volcani para la Investigación Agrícola está construyendo un instituto de investigación sobre el tema.
De hecho, el profesor Raphael Mechoulam, de la Universidad Hebrea, es uno de los pioneros en la investigación desde hace 50 años. Aisló el componente activo de la planta, el THC, y ha inspirado a generaciones de investigadores en muchos países.

También hay fondos de inversión especializados como iCAN: Israel-Cannabis y eventos anuales de fuerte impacto internacional en el sector como la Conferencia Internacional de Cannabis Médico o el CannaTech, un encuentro sobre innovación en este campo.

Y a principios de año, el gobierno israelí anunció una inversión de 2,13 millones de dólares en 13 proyectos de investigación para estudiar, entre otros, el efecto de la planta en el síndrome metabólico, la esclerosis múltiple, la prevención del rechazo de órganos trasplantados, y la inhibición del desarrollo de bacterias dañinas.

Una apuesta ambiciosa que explica la posición de liderazgo en la investigación en un país con múltiples contradicciones. Puntero en ciencia, en marzo despenalizó el uso recreativo del cannabis, aunque mantiene las sanciones económicas (unos 255 euros si te pillan fumando en espacios públicos).

La legalización del cannabis medicinal estaría reduciendo un 25% las muertes por opiáceos
La Universidad de Sevilla investiga el uso del aceite de cannabis para combatir la fibromialgia