La legalización de la marihuana está potenciando la industria del cannabis y miles de personas se están beneficiando de ello a nivel laboral

Los datos hablan por sí solos. Según Ian Siegel, director de ZipRecruiter.com, un portal de búsqueda de empleo, la industria del cannabis experimenta un aumento de contrataciones en un 445% cada año. Así lo ha asegurado en una conferencia de U.S. News & World Report, donde ha quedado patente que el crecimiento de la industria cannábica es imparable y que se está beneficiando de la legalización de la marihuana en muchos estados de Estados Unidos, así como en otros países del resto del mundo.

Favorecido por la legalización del consumo recreativo de marihuana a principios de este año, el estado de California es el que mayor crecimiento experimenta. Sobre todo su capital, Los Ángeles, que se sitúa en el primer puesto del ranking de ciudades con mayor aumento de contrataciones en la industria del cannabis. La sigue San Francisco, en segundo lugar. También del “estado dorado” están San José y Santa Bárbara, octava y novena respectivamente en este listado. Completan el top 10 Denver (3º), Seattle (4º), Miami (5º), Portland (6º), Las Vegas (7º) y Tallahassee (10ª), capital de Florida, que legalizó la marihuana medicinal en 2016.

Según datos, la industria del cannabis da empleo a alrededor de 200.000 personas en todo Estados Unidos. El pasado año, según la publicación Marijuana Business Daily, la marihuana superó a los panaderos y a los higienistas dentales en cuanto a puestos de trabajo. Si la tendencia continúa al alza, se prevé que los empleados de la industria del cannabis superen a los farmacéuticos y trabajadores de telemarketing.

Esta explosión de la industria del cannabis ha tenido lugar a pesar de la falta de una estabilidad total a nivel legislativo y educativo. Los estados de Estados Unidos donde la marihuana es ilegal siguen siendo mayoría, al menos en cuanto a consumo recreativo; y todavía faltan muchos mecanismos para convertir la industria cannábica en una con las mismos controles como la farmacéutica o la del automóvil, que generan cada año miles de millones de dólares. Además, el estudio del cannabis en colegios y universidades es aún exiguo, aunque haya algunas excepciones. De lo que no queda duda es que se trata de un sector al alza que no puede sino crecer en los próximos años, tanto en Estados Unidos como a escala mundial.

¿Es seguro consumir CBD durante el embarazo?
El consumo de cannabis medicinal estará permitido en el Mundial de Rusia