Esta familia usa marihuana medicinal para combatir el autismo

Descubre el caso de Kara Zartler, una niña tejana de 17 años con parálisis cerebral y autismo que ha conseguido reducir sus episodios críticos de autolesiones gracias al consumo de marihuana medicinal.

Los padres de Kara Zartler le suministran marihuana medicinal para combatir sus episodios críticos de autolesiones.

Kara Zartler tiene 17 años y padece parálisis cerebral y autismo. Nació de manera prematura junto a su hermana gemela, Keeley, 26 semanas antes de lo previsto y pesando solamente medio kilo. Tan solo 10 horas después del parto, sufrió una hemorragia cerebral, causante de una enfermedad que le lleva a autolesionarse desde los cuatro años.

Durante un tiempo, los padres de Kara estuvieron recurriendo a medicamentos psicóticos tratados habitualmente para combatir la esquizofrenia y la bipolaridad, pero acababan restándole claridad mental e incluso visión. Así, tras varios años buscando soluciones, la única forma que han encontrado para combatir estos episodios ha sido la marihuana medicinal, vaporizada para potenciar el CBD que logra un estado de relajación en la joven.

Los resultados son impresionantes. Desde que empezara a consumir CBD vaporizado, Kara ha podido reducir sus crisis, en las que podía estar golpeándose durante 12 horas seguidas y que le han llevado a romperse la nariz o a tener orejas de «coliflor», como algunos luchadores profesionales. A partir del uso de marihuana, los padres de la joven ya no tienen que pasarse horas sujetándola, o recurriendo a otras medidas como el uso de una camisa de fuerza, de la que siempre se acababa zafando.

Sin embargo, esta familia vive en Texas, donde solo se permite el consumo de marihuana medicinal en forma de aceite, con un porcentaje de THC inferior al 0,5%. Con lo cual, el acceso de los padres de Kara al cannabis es a través del mercado ilegal, un riesgo que podría llevarlos a ser arrestados. Aun así, han decidido sacar a la luz el caso de su hija, para visibilizar el poder medicinal de la marihuana y animar a otras familias con casos como el de Kara a recurrir al cannabis para combatir este tipo de enfermedades.

Compartir