La legalización del cáñamo podría generar 570 millones al año en Estados Unidos

El Senado de Estados Unidos afronta en los últimos tiempos la legalización del cáñamo, una planta que se utiliza para prácticamente todo y que dejaría en las arcas estatales nada más y nada menos que unos 570 millones de dólares.

El cáñamo tiene todo el potencial para convertirse en un cultivo comercial con carácter masivo.

Recientemente, el Senado de EE. UU. aprobó por unanimidad una resolución que reconoce al cáñamo como un producto agrícola históricamente importante y con un gran potencial económico.

La resolución establece que los productos de cáñamo importados aportan actualmente 76 millones de dólares al año, y que el mercado minorista total de productos de cáñamo podría llegar a 570 millones en total. Después de reflexionar sobre el enorme potencial económico del cáñamo industrial, la resolución se lamenta de que «Estados Unidos sea el único gran país industrializado que restringe el cultivo del cáñamo».

El cáñamo industrial se utiliza para hacer de todo, desde bálsamo para tatuajes hasta papel. Como señala la resolución, también ha sido un producto agrícola durante siglos, utilizado para producir jabón, textiles, materiales de construcción y alimentos, entre otros elementos esenciales. Sin embargo, en ningún momento la resolución dice que el cáñamo deba ser legal.

Dicho esto, la legalización del cáñamo ha ganado fuerza en los últimos meses. Hay un proyecto de ley de legalización del cáñamo que se debatirá en el Senado este año, respaldado por el Líder de la Mayoría Mitch McConnell (R-Ky) y patrocinado por casi un tercio del Senado. McConnell, un gran defensor del cáñamo industrial, también fue responsable de esta resolución.

Si bien McConnell no apoya la legalización del cannabis por completo, solo su versión no psicoactiva, su apoyo parece impulsar el cáñamo legal. Debido a su papel como líder de la mayoría, el proyecto de ley de legalización del cáñamo ha experimentado una aceleración e irá directamente al pleno del Senado para una votación. También es un tema relativamente seguro, incluso para los conservadores sociales, ya que el cáñamo industrial no puede atraer a los consumidores y apoyarlo se considera sinónimo de apoyar la agricultura estadounidense.

Compartir